• 0
    • No products in the cart.

¿Por qué es difícil perdonar una infidelidad?

Cuando descubres y compruebas con certeza que eres víctima de una infidelidad te enfrentas al dolor de la traición, a la pérdida de la confianza y se destruye tu autoestima.

Cuando piensas en perdonar, lo primero que viene a tu mente es el miedo de que te vuelvan a engañar. Además de lo difícil que resulta olvidar los episodios donde te tomó el pelo y te dijo mentiras.

Ya la confianza no existe. Se intenta volver pero no se puede olvidar por lo tanto cuesta perdonar. Esas imágenes creadas por nuestra imaginación nos torturan y deprimen.

Si quieres retomar tu relación, debes revisar en qué estaban fallando, usualmente cuando las personas tiene un buen tiempo estando insatisfechas y sin comunicarse con sinceridad es cuando entran terceros.

Debes tomar una postura de reflexión y de autocrítica para que veas de manera más objetiva las cosas y descubras las posibles causas que los llevaron a este punto, donde ambos tienen responsabilidad.

La infidelidad es la suma de ausencias, silencios y falta de negociación que llevan a los miembros de una pareja a desconectarse y alejarse aunque sigan viviendo juntos y durmiendo en la misma cama.

La intimidad de pareja, emocional y sexual tienden a desaparecer o se hace casi imperceptible, la comunicación es limitada y pesada y la confianza se debilita cada vez más.

Sin embargo, puede ser que tu relación haya tenido un origen en frustraciones personales y no meras ganas de ser infiel, y he allí donde aún quedan guardadas las razones para saber si el camino es corregir o liberarte definitivamente de la relación.

Sé que el dolor es fuerte, pero con la orientación adecuada, las herramientas necesarias y la disposición a  perdonar es posible volver a conocer a tu pareja y darte a conocer, comunicarse abiertamente, confiar y amar sin el miedo a repetir lo pasado.